Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Colombiavive | April 19, 2019

Scroll to top

Top

No Comments

Intercambio deportivo Suiza-Colombia, aporte diferente para la paz

Intercambio deportivo Suiza-Colombia, aporte diferente para la paz

Foto: Jhoan Nicolás Sánchez, colombiano,17 años: “En Suiza se siente la paz, la gente es cálida y los paisajes son impresionantes”. (swissinfo.ch)

Un balón, mejor que un fusil

Alpinismo, escalada, lucha tradicional, gimnasia artística o hockey sobre hielo: un programa tan inusual como excitante para los visitantes.  Una estrategia helvética para mostrar a jóvenes colombianos “perspectivas de vida distintas a la criminalidad y la violencia”.

 

Una veintena de adolescentes, permanecerán nueve días en Suiza (hasta el 25.10) como parte de un intercambio deportivo entre Suiza y Colombia. De entre 14 y 17 años, todos son vecinos de Samaniego, en el suroccidental departamento de Nariño, una zona particularmente golpeada por la violencia del conflicto armado colombiano.

 

Diez jugadoras de fútbol de sala, y otro tanto de muchachos voleibolistas integran el grupo. La importancia de la invitación, subrayan los anfitriones, consiste en disuadir a esos jóvenes de integrarse a bandas criminales o grupos armados ilegales por falta de alternativas.

 

Entusiasmo juvenil

 

“Estoy muy emocionado de poder conocer este país, sus deportes, su gente, y de poder visitar hoy un centro deportivo como el Stade de Suisse en Berna, de esta calidad y dimensión”, para presenciar un partido tan importante como el de Young Boys contra el Basilea, expresa entre sorprendido y eufórico Jhoan Nicolás Sánchez, 17 años, en diálogo con swissinfo.ch. “Nunca antes había estado en un estadio tan grande y elegante”, complementa.

 

En pocas palabras

 

El intercambio Colombia-Suiza de adolescentes deportistas repite una experiencia similar a la de diciembre del 2013.

 

En esa ocasión participaron 26 niños y niñas de ese país sudamericano. Los resultados fueron evaluados como positivos.

 

En la actual experiencia son 20 los jóvenes deportistas -de entre 13 y 17 años- que llegaron a Suiza y se hospedan durante los nueve días de su estancia en el Centro Federal de Formación, ubicado en Macolin, cerca de la ciudad de Bienne, en el Cantón de Berna.

 

Esta iniciativa es promovida por el Ministerios suizo de Exteriores y la Oficina helvética del Deporte, junto con el Gobierno colombiano y su Embajada en Berna. Suiza comparte los gastos con sus pares sudamericanos.

 

Las autoridades colombianas ubican la estrategia dentro de un programa más amplio denominado ‘Diplomacia Deportiva’.

 

Para Suiza significa un aporte específico adicional a la paz de Colombia a través del deporte. Forma parte de su esfuerzo para proteger a los jóvenes en los conflictos armados.

 

“Es un país amable, tranquilo, donde se respira aire puro. Se siente la paz, la gente es cálida y los paisajes son impresionantes”, afirma a voz en cuello para hacerse escuchar entre la gritería de las dos hinchadas momentos antes del silbatazo inicial.

 

Entre Berna y su vida cotidiana en Samaniego, una distancia de miles de kilómetros y una reflexión de fondo que estremece: “Allá sentimos la presión de los grupos paramilitares y del narcotráfico. En tanto jóvenes, después de una cierta hora no podemos salir de casa porque rápidamente podemos ser acusados de algo. O podemos ser reclutados por los paramilitares para que les prestemos servicios”, enfatiza.

 

Jhoan, quien integra el equipo de vóley de la Escuela Policarpa Salavarrieta, no esconde el orgullo de poder vivir esta experiencia. “Con mi equipo hemos sido campeones locales y sub campeones regionales. Es muy importante representar aquí a mi familia, mis amigos, mi barrio, mis colegas y mi país”.

 

Anticipa los retos personales cuando dentro de algunos días regrese a su hábitat: “esta experiencia, estoy seguro que me va a cambiar la vida. Siento que voy a cumplir mejor mis horarios, elevar mi personalidad. Y le voy a trasmitir a los muchachos todo lo que estoy viendo y aprendiendo. Insistiéndoles en que hagan más deporte y no entren en la tentación de la droga”.

 

Cooperación integral, experiencia positiva

 

“El departamento de Nariño es una región en la que Suiza está presente en varios sectores e impulsa diversos programas de cooperación. Es decir, se trata de una zona de actividad y presencia permanentes”, señala Laurent Bernet, funcionario del Ministerio suizo de Extranjeros, dependencia que coordina esta iniciativa.

 

Bernet recuerda a swissinfo.ch, que esta visita es el resultado del viaje que en 2013 realizó a Colombia el titular de la diplomacia helvética, Didier Burkhalter. En Bogotá, las autoridades locales le informaron sobre el programa ‘Diplomacia Deportiva’, que impulsan en colaboración con distintos Estados. Se mostró muy interesado y a partir de allí se organizó este intercambio”.

 

Un primer grupo de jóvenes llegó en diciembre del 2013, y la experiencia vivida así, como el impacto de la misma, motivaron a repetirla. “Es muy interesante lo que nos cuentan los profesores que acompañan al grupo sobre el impacto de la experiencia pasada”, explica Laurent Bernet.

 

Muchos de los jóvenes han asumido roles de ‘asesores’ o de ‘hermanos mayores’ en sus respectivas escuelas de formación deportiva. “Gracias a lo que vivieron en Suiza ahora trasmiten valores importantes en relación con el deporte. Juegan un papel de multiplicadores de experiencias” enfatiza el coordinador del actual programa.

 

Tanto las niñas como los varones que se encuentran ahora en Suiza integran equipos “que lograron muy buenos resultados deportivos en la región”, explica Bernet. Pero también en la elección de los participantes, en la que participan funcionarios del programa ‘Diplomacia Deportiva’ y autoridades locales, se “tienen en cuenta los resultados escolares”. Existen dos criterios: rendimiento académico y dedicación al deporte, subraya.

 

Rápida integración

 

El funcionario que coordina este proyecto se muestra positivamente sorprendido por la rápida integración de los jóvenes colombianos. “Hay que considerar que son adolescentes que nunca habían salido de su región, ni tomado un tren, ni viajado en avión. Tampoco se habían confrontado con una realidad donde se hablan otros idiomas diferentes al español”.

 

Para ellos todo es nuevo: las infraestructuras, el funcionamiento, el ritmo y los horarios, señala. Tal vez el hecho de provenir de una cultura latinoamericana, abierta y expresiva a nivel de afectividad, facilite esta adaptación rápida, reflexiona.

 

El grupo cuenta con tres acompañantes colombianos. Un profesor del equipo de fútbol en el que juegan algunas de las jóvenes. Una psicóloga deportiva que trabaja en el Gobierno local y un responsable de la cancillería colombiana.

 

“Experiencia única”, según el sentir de Jhoan Sánchez. El deporte, como pedagogía alternativa al conflicto, según los promotores del intercambio.

 

La posibilidad de experimentar, a través de un intercambio cultural activo, que existen otras formas para reforzar la paz.

Por Sergio Ferrari, swissinfo.ch

 

Escribe un Comentario

*